3 Preguntas que debes hacerte a ti mismo antes de solicitar un préstamo

La vida está llena de sorpresas, y algunas de ellas requieren dinero extra. Es posible que tengas la oportunidad de mudarte a un departamento alquilado mejor y más grande, pero necesitas efectivo para el depósito. O tu auto podría averiarse y necesitar reparaciones. O tal vez necesites dinero para ayudar a un ser querido con una situación de salud. Cualquiera que sea el motivo, es posible que necesites más efectivo del que tienes ahorrado.

Una de las soluciones para hacer frente a estas “sorpresas” es solicitar un préstamo personal.

Obtener un préstamo es una responsabilidad real, ya que la deuda tendrá que ser pagada. Por lo tanto, ten cuidado al elegir al prestamista y los términos del préstamo.

La mayoría de la gente sabe preguntar acerca de las tasas de interés y las tasas de porcentaje anual (Tasa de Porcentaje Anual, APR en inglés). Sin embargo, también debes hacer estas otras preguntas si quieres buscar el préstamo adecuado:

1. ¿Cuáles son los requisitos? ¿Necesito una garantía?

Los prestamistas tienen diferentes requisitos según los puntajes de crédito. Otros piden una garantía, como un automóvil, casa u otro artículo valioso que el prestamista conservará si no puedes pagar el préstamo. Proporcionar garantías para un préstamo no es necesariamente algo malo si te ayuda a acceder al préstamo que necesitas en términos más ventajosos, pero asegúrate de comprender tus elecciones y de sentirte cómodo con los pagos del préstamo.

2. ¿Qué tan realistas son los términos de pago (monto y tiempo del préstamo)?

Algunos préstamos parecen asequibles en papel, pero las condiciones de pago son tan poco realistas que algunos se retrasan en sus pagos. A menudo terminan teniendo que pagar tarifas adicionales, o se ven obligados a solicitar nuevos préstamos para pagar el préstamo original. Lee el contrato cuidadosamente. ¿Podrás hacer los pagos cuando vencen? ¿Cuáles son las consecuencias de atrasarse en un pago?

3. ¿Puede este préstamo ayudar con el historial crediticio?

Si el prestamista no informa sobre las cuentas de los clientes y los historiales de pagos a las agencias de información de crédito, el préstamo no te ayudará a establecer el historial crediticio que puedes necesitar.

Después de preguntarte todo esto, elige el prestamista que mejor se adapte a tus necesidades.

La historia de Laura y de cómo su elección de préstamo afectó su vida

¿Cuánta diferencia puede haber entre elegir un tipo de préstamo u otro? Una gran diferencia. Lee la historia de Laura y su opción entre un préstamo de día de pago y un préstamo en cuotas fijas para descubrirlo.

Laura vive con su esposo y sus hijos en Departamento 15, un vecindario conocido como “el corredor salvadoreño” en Los Ángeles. Ella y su marido son propietarios de un negocio de comida salvadoreña desde hace dos años y ella ama su negocio familiar. Presume constantemente de la comida de su país, que vende en la tienda, y su amable sonrisa hace que los clientes se sientan como en su casa. Al verla, no pensarías que se levanta todos los días (incluso los domingos) a las 5:30 a.m. para abrir la tienda y que cierra a las 8 p.m. Tanto ella como su marido trabajan duro y se encargan de todo.

Por lo general, ganan alrededor de $400 al mes que les sirven para llevar una vida agradable en los EE. UU. y enviar dinero a su familia en El Salvador. Algunos meses incluso ahorran para emergencias inesperadas, como la que finalmente sucedió. El esposo de Laura se enfermó y pasó dos semanas enteras en el hospital. Además del estrés emocional y de tener que lidiar con la tienda por su cuenta, Laura necesitaba $1,000 adicionales a sus ahorros para cubrir la medicación y la atención de su esposo cuando volviera a casa.

El resto de su familia vive en El Salvador y no podían ayudar, por lo que consideró la idea de un préstamo. Laura nunca antes había tenido una tarjeta de crédito ni otro tipo de préstamo, por lo que carecía de historial de crédito. Aprendió que sus opciones se limitaban a un préstamo de día de pago, un préstamo en cuotas fijas, un préstamo de empeño o un préstamo de título de auto.  Laura vio a muchos prestamistas en su vecindario que ofrecían préstamos de día de pago y de título de auto. No queriendo renunciar o arriesgar nada de valor, especialmente su automóvil, comparó los préstamos de un prestamista de día de pago y un préstamo en cuotas fijas de Oportun.

Shows the repayment experience of an installment loan or payday loan for a borrower in a financial emergency.

Si Laura eligiera un préstamo de día de pago…

La ley de California restringe los préstamos de día de pago a $255 y permite un cargo de $45 por cada préstamo. Cada prestamista solo puede otorgar un préstamo por persona. Laura tuvo que sacar 4 préstamos de 4 prestamistas diferentes, cada uno con un cargo de $45, para obtener $1,020 en efectivo.

Sin embargo, se sintió aliviada, ya que pudo obtener el dinero el mismo día que presentó la solicitud. Su esposo no dejaría de tomar ni una sola dosis de sus costosos medicamentos.

Ejemplo de préstamo: Laura necesitaba $1,000

$255 x 4 préstamos = $1,020

$45 x 4 préstamos = $180 en cargos adicionales

Tasa de porcentaje anual (APR, en inglés): aproximadamente 459%

Los contratos de préstamos de día de pago exigían que Laura pagara el importe completo de $1,020 más los cargos en solo dos semanas. Esto hubiera sido difícil aún en las mejores circunstancias, pero fue especialmente difícil mientras su esposo todavía se estaba recuperando. Además de cuidar de él, ella necesita cuidar de sus hijos, por lo que tuvo que tomar la difícil decisión de cerrar la tienda temprano varias noches e incluso un fin de semana completo. El dinero era muy escaso.

En la fecha de vencimiento, Laura solo tenía $200 para cubrir los pagos del préstamo, que solo cubrían los cargos. Tuvo que sacar cuatro préstamos nuevos (de otros cuatro prestamistas) para pagar los préstamos originales. Estos acarrearon otros $180 en cargos adicionales.

Han pasado cuatro meses y el marido de Laura está mucho mejor. La tienda de abarrotes está abierta a tiempo completo y están volviendo a ganar alrededor de $400 por mes para gastos variables.

Sin embargo, todo el dinero va para pagar sus préstamos de día de pago. Laura solo ha podido pagar uno hasta ahora. No han enviado dinero a la familia durante meses, y el dinero en casa es muy escaso. Tuvo que volver a sacar préstamos ocho veces más, pagando cargos por cada nuevo préstamo. Sus cargos totales hasta ahora suman $1,384, sin incluir el monto principal del préstamo. Su esposo finalmente está lo suficientemente bien como para buscar un trabajo a corto plazo que pueda ayudar a saldar los préstamos. 

Si Laura eligiera un préstamo a plazos con Oportun…

Laura había escuchado que la ley de California limita los tipos de interés de los préstamos a plazos menores a $2,500, lo que los hace más asequibles que los préstamos de día de pago, y no tuvo que pagar el préstamo de inmediato.

Ella trajo pruebas de sus ingresos y otros documentos requeridos a una de las localidades de Oportun de su zona (hay cuatro dentro de un radio de un par de millas del “corredor salvadoreño” en Los Ángeles). Una vez aprobado el préstamo, pudo recibir los $1,000 que necesitaba el mismo día en que presentó la solicitud y no tuvo que entregar el título de su auto, ni ninguna garantía. Estaba emocionada de que su esposo pudiera regresar a casa del hospital con todo lo que necesitaba.

El contrato del préstamo de Laura requería que ella pagara el préstamo y los intereses en cuotas (pagos fijos e iguales distribuidos en un período de tiempo). Por ejemplo, podía pedir prestado el total de $1,000 y pagar $71 cada dos semanas en 18 pagos (8 meses), totalizando $1,278.

La primera semana que su esposo estuvo fuera del hospital, Laura cerró la tienda temprano algunas noches y durante todo un fin de semana para cuidar de él y de los niños. Por esa causa, ella ganó menos dinero en su negocio, pero después de pagar sus facturas le quedaban $200 extra. Como Laura solo necesitaba $71 para el primer pago del préstamo, envió un dinero a la familia en El Salvador y gastó parte del resto para el material escolar de sus hijos.

Ejemplo de préstamo: Laura necesitaba $1,000

$71 x 18 pagos= $1,278

Tasa de porcentaje anual (APR, en inglés): 56.5%

Finalmente, su esposo se recuperó y pudo ayudar de nuevo en la tienda. Han pasado cuatro meses y Laura ha realizado nueve pagos puntuales y completos. Todavía debe $850, pero el cronograma de pagos es asequible. Pueden atender sus necesidades e incluso ayudar a su familia en su país de origen. Planean pagar el préstamo en 18 pagos, según lo programado.

Pero aquí está la sorpresa final… y el final feliz: Oportun informó de la cuenta de Laura y su buen historial de pagos a dos de las principales agencias de crédito de los Estados Unidos. Eso significa que Laura está en camino de establecer el tipo de historial y puntaje de crédito que podrían abrirle otras posibilidades en el futuro, como préstamos tradicionales o tarjetas de crédito, si fuera necesario.

Y ahora ya sabes por qué Oportun describe su oferta como “préstamos para un futuro mejor”.

¿Qué final prefieres?

¿Qué es un préstamo a plazos y cómo funciona?

El vocabulario financiero puede ser confuso. Por ello, en este post trataremos de explicar lo mejor posible lo qué es un préstamo a plazos.

Primero analicemos esta situación: Es verano, el calor pronto será inaguantable, y el aire acondicionado de tu carro no funciona. Trabajas duro, pero no cuentas con los 1000 dólares que necesitas para arreglarlo ya mismo.

Ante este problema, los préstamos personales a plazos pueden ser una opción responsable.

¿Cómo funciona un préstamo a plazos?

“A plazos” se refiere a cómo se paga el préstamo. Los préstamos a plazos se devuelven en un período fijo, con pagos programados regularmente, por lo general del mismo monto (antes de efectuarse el préstamo, el prestamista y el solicitante acuerdan la duración, la frecuencia de los pagos y el monto).

Siguiendo el ejemplo del principio, si tú pides prestados 1000 dólares a través de un préstamo a plazos, puedes convenir un período de devolución de 9 meses con pagos cada dos semanas. Los pagos incluyen el monto del préstamo más los intereses.

Período fijo: 9 meses para pagar el préstamo

Frecuencia de pago: cada dos semanas

Monto del pago: predeterminado, generalmente el mismo monto cada vez.

Un préstamo a plazos o el préstamo de día de pago

Si comparamos el préstamo a plazos con el préstamo de día de pago, en este caso el prestamista tal vez pueda darte solo 300 dólares, que deberás abonar en su totalidad junto con los intereses en dos semanas. Es decir, tendrás que pagar todo de una vez. Por lo general no podrás hacer pagos parciales, y si no puedes pagar todo en el día estipulado, podrías necesitar otro préstamo de día de pago, y así sucesivamente, hasta poder finiquitar tu deuda.

Un préstamo a plazos o una tarjeta de crédito

Hagamos otra comparación: 1,000 dólares en una tarjeta de crédito exigen un pago mínimo, digamos 50 dólares cada mes, que puede modificarse cada mes en función de lo que debas. Los pagos no son fijos y pueden incrementarse. Cuanto más alto sea tu saldo negativo, mayor será tu pago mínimo. Además, irás acumulando el interés del saldo impago cada mes, que también puede convertirse en mucho dinero si solamente haces el pago mínimo.

Préstamos a plazos de Oportun

Desde 2007 Oportun viene ofreciendo préstamos a plazos responsables con pagos cómodos y fijos. Creemos que esta estructura de préstamo y pagos se acomoda bien al presupuesto mensual del cliente. También nos gusta su transparencia, ya que el deudor sabe exactamente cuánto tendrá que pagar y cuándo. Todo ello redunda en que más clientes puedan saldar con éxito sus préstamos. Además tampoco cobramos multas por pago anticipado, por lo que, si tienes ingresos extras, puedes pagar el total de tu préstamo anticipadamente y ahorrarte los intereses. Ten en cuenta, sin embargo, que si estás intentando establecer un historial de crédito, necesitarás 6 o más meses de pagos para conseguirlo, y para generar un puntaje de crédito.